CAD ARMENGOU

HOMENAJE 50 ANIVERSARIO

HOMENAJE A NUESTRA QUERIDA MAESTRA MARIA ISABEL ARMENGOU SANZ

Santander a 30 de Diciembre de 2005.

Buenas Noches a Todos

Les damos la bienvenida a esta Gala de Danza en conmemoración y Homenaje del Cincuenta Aniversario de la creación del “Centro Autorizado de Danza Armengou”,cuya fundadora es, como todos sabéis, nuestra querida Maestra Maria Isabel Armengou Sanz.

Les damos las gracias a los padres de familia por su valiosa colaboración, al equipo técnico y logístico y a todas las personas que han hecho posible la realización de este espectáculo

También queremos agradecer la presencia de todo el público que nos acompaña hoy aquí, en esta prestigiosa “Sala Argenta” del Palacio de Festivales de Cantabria

¿ Porqué estamos aquí ?

En 1955 se funda en Santander “La Escuela de Ballet Clásico y Español”, de la mano de Maria Isabel Armengou,que dirigía la danza española y Margaret Bungart el área de ballet clásico.

Es la primera Escuela de danza que se abre en nuestra ciudad.

Maribel en 1955 comienza con una escuela con tan solo 35 metros cuadrados de aula, un tocadiscos como se llamaban entonces, de “La Voz de su Amo” con los discos de piedra y muchísima ilusión. Todo un lujo para este precioso arte de la danza en aquella época.

Por el Centro de Danza de Maribel han pasado más de 3.500 alumnos de todas las edades, nacionalidades y estatus social

Para situarnos de cuando empieza esta aventura de danza nos tenemos que trasladar a un Santander en el que no existía este Palacio de Festivales donde hoy nos encontramos.

Se podría decir que había más teatros y salas de actuaciones que hoy, El Teatro Pereda, El Teatro Cinema, El María Elisarda Coliseum o el Teatro del Gran Casino del Sardinero, los cuales constituían entonces los centros culturales de la ciudad. Tan solo han pasado 4 años, desde la celebración en la Plaza Porticada del Primer Festival Internacional de Santander en 1951.

En 1955 circulaban trolebuses, no existía la televisión, y según Maribel llovía mucho mas que ahora.

Maribel, tuvo esta iniciativa a los 18 años, probablemente fue su madre, María Isabel Sanz Valdovinos, quien mas que nadie, le alentó desde pequeña sus ansias de bailar.

Hasta el momento de la apertura de su primera escuela de danza, son innumerables, los eventos benéficos en los que participó de forma altruista, por pura pasión por la danza. Como ella dice “Bailar es mi vida”.

En esta primera etapa de su Escuela en la calle Emilio Pino, la enseñanza de la danza aún no estaba reglada por el Ministerio de Educación y Cultura y son 13 alumnas, las que tenía Maribel a su cargo en esta escuela, con un horario de 6 a 10 de la noche. Las clases tenían un precio de 160 y 250 pesetas mensuales. Yo puedo dar fe, de ello, puesto que soy antigua alumna de Maribel y de esa primera escuela.

Recuerdo que ingrese en la Escuela de Ballet Clásico y Español de Maribel, lugar que cariñosamente llamábamos “La Academia” en el año 1957, gracias al entusiasmo de mis padres, especialmente de mi madre Elisa Sáinz Gómez y su amor por la música y la danza española. Tres años más tarde se incorpora mi hermana Mercedes Arce Sainz, que se encuentra entre el público y en el año 1977 se incorpora mi hija Elisa Maria Armas Arce a los cinco años de edad.
Maribel y su familia forman parte de la nuestra desde entonces, de una manera entrañable.

De verano en verano forme parte de “La Academia” de Maribel, y de 1975 hasta 1980, justo el año en que se celebró su Vigésimo Quinto Aniversario, fue la última vez que actué en un escenario en España.

En “La Academia” de Maribel tuve la oportunidad de conocer por medio de la danza la cultura española, pues en aquel entonces pude aprender no solo las cuatro escuelas de danza sino el Folklore de Cantabria y de todas las regiones de España.

He tenido el honor de haber compartido con Maribel múltiples actuaciones en diferentes foros de esta ciudad. Gracias a estas enseñanzas interdisciplinarias su semilla de la danza fue trasladada, bajo mi responsabilidad, a México, concretamente al “Cuadro Artístico de Danza del Parque España de Puebla”, que representa a la comunidad española en la ciudad de Puebla de los Ángeles, Cuadro de danza que me he honrado en dirigir durante 25 años.

Durante mi estancia en la Academia y hasta la fecha, en 48 años, he compartido con Maribel sus grandes virtudes humanas, su sentido profesional y pedagógico, su amistad y su gran entusiasmo por la danza, aprendiendo con ella que la danza es vida y que la vida es una danza.

Y siguiendo con los recuerdos en 1961, Maribel Armengou se separa de “La Escuela de Ballet Clásico y Español” de la calle Emilio Pino y abre su segunda sede en la calle Calderón de la Barca 16, pasando a denominarse “Estudio de Danza Armengou” .

Ya había televisión, los trolebuses son ya autobuses y el Festival Internacional de Santander es ya todo un gran evento cultural de la ciudad.

Por aquel entonces, en 1979, en el Estudio de Danza Armengou ya se preparaban los exámenes oficiales de la carrera de Danza Española, en el Real Conservatorio Superior de Arte Dramático, Música y Danza de Córdoba, en cuyo programa de estudios ya se incluía el estudio de las cuatro escuelas de danza española ( la escuela bolera, la de clásico español, la de folklore y la de flamenco) además del ballet clàsico.

Por otro lado las actuaciones en el Sanatorio de Pedrosa, y con la Asociación Amigos del Arte son numerosas, también en el Auditorio del Sardinero, en el Teatro Pereda, en el Gran Cinema, así como la realización de pequeñas giras por toda la provincia.

No obstante Maribel no deja de prepararse y mientras dirige su Centro de Danza asiste a diferentes cursos de perfeccionamiento y actualización profesional, con prestigiosos maestros, figuras indiscutibles de la danza española, como Pedro Azorín en folklore Aragonés, Juanjo Linares en folklore español,Luis del Rio en danza española, Paco Fernández y Francisca González “La Quiqua” en flamenco y Victoria Eugenia “Betty”, en danza estilizada y escuela bolera entre otros.

En 1972, Maribel obtiene el Título Profesional de Danza Española por el Real Conservatorio Superior de Arte Dramático Música y Danza de Córdoba.

En 1980 Maribel actúa por última vez ante el público, en el Vigésimo Noveno Festival Internacional de Santander en la Plaza Porticada bailando “Las Salinas” de Felipe Campuzano junto a un grupo de sus alumnas. Es un año importante al celebrarse el Vigésimo Quinto aniversario del Estudio de Danza Armengou, por ello también se celebra una actuación en el Teatro Gran Cinema a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer.

En 1982 la primera promoción de alumnas del Centro, obtiene el Título Oficial de Danza en el Conservatorio Superior de Arte Dramático Música y Danza de Córdoba.

Es en 1988 cuando su Centro de Danza se adscribe al Conservatorio Profesional de Danza de Madrid, donde las alumnas pasan a efectuar sus exámenes a partir de esta fecha.

El número de alumnos sigue creciendo, su prestigio como profesora también y en 1992 fue necesario el traslado del Centro a una tercera sede,la actual,en la Rampa de Sotileza, número1.

En cuanto a los reconocimientos Oficiales el Estudio de Danza Armengou en 1985 fue el primer Centro Autorizado por el Ministerio de Educación y Cultura en Cantabria y posteriormente en 1992 se incorpora a la Ley General del Sistema Educativo (la LOGSE), lo que permitió hacer examenes oficiales en el propio Centro,pasando a denominarse Centro Autorizado de Danza Armengou.

A lo largo de estos años el Centro ha fomentado la enseñanza de la danza y del baile, con la incorporación de diferentes escuelas y estilos de danza, como veremos en el espectáculo de hoy,
ha fomentado la cultura y la creación artística, haciendo difusión de su trabajo dando a sus alumnos la oportunidad de bailar en múltiples ocasiones y de disfrutar en un escenario, como parte fundamental en el desarrollo y formación del ejecutante de danzas y bailes : el bailarín.

El trabajo profesional de Maribel en la danza,con su dedicación, constancia, sacrificio y disciplina, además de su grandísima modestia ha contribuido a cambiar la imagen que se tenía, no hace mucho tiempo, de la danza y sus ejecutantes, nos queda aún mucho camino por recorrer y metas que alcanzar al reconocimiento del trabajo profesional de la danza y sus ejecutantes en nuestro país .

Personas como ella son las que con su trabajo ejemplar han contribuido a cambiar la mentalidad y que por ejemplo haya sido posible que uno de los Premios “Príncipe de Asturias” de este año haya sido concedido a la danza por primera vez en la historia de nuestro país.

Agradezco a Maribel que me haya elegido para hacer este breve resumen de su Currículum, en representación de todos sus alumnos,que hemos tenido el honor de pasar por su Centro de Danza y de recibir sus enseñanzas sobre la danza y sobre la vida.

En nombre de todos mis compañeros y en el mío propio le damos nuestro más profundo agradecimiento y un fuerte aplauso.

Muchas Gracias

Dra. Maria Marcelina Arce y Sáinz y Mtra.Carmen López Armengou